inicio noticias La prostitución de menores aumenta en España

La prostitución de menores aumenta en España

21 de Noviembre de 2017 | Defensa derechos humanos, Infancia y juventud, Mujer

menores-victimas-de-trata

El sábado pasado, la Policía Nacional desarticulaba una red que ofrecía en Internet la virginidad de una menor por 5.000 euros. Sin embargo, no se trata de un caso aislado, ya que según las cifras oficiales, la prostitución de menores en España está creciendo considerablemente.

La Fiscalía Federal del Estado informa que según los datos recogidos en el año 2015, último año en que se realizaron, se detectaron en España 45 menores de edad víctimas de la trata de seres humanos y obligados a prostituirse. Por lo tanto, estamos frente a un aumento de 9 menores más con respecto al año 2014, lo que supone un aumento de más del 25%.

Mientras el número de menores víctimas de la trata y de la prostitución aumenta, ese mismo año se dio una bajada generalizada de nada menos que de un 31,5% en relación con el año 2014 de mujeres adultas que dejaban la prostitución. Joaquín Sánchez-Covisa, fiscal jefe de Extranjería defiende que “esos datos sólo representan la punta del iceberg” porque estas cifras corresponden a los casos que la Policía o la Guardia Civil ha puesto en conocimiento de la Fiscalía tras estudiarlos y considerar las pruebas necesarias para abrir diligencias. ,

Rocío Nieto, presidenta de la Asociación para la Prevención, Reinserción y Atención de la Mujer Prostituida (Apramp) defiende que “hay una demanda de carne cada vez más joven”. Añadiendo que “los hombres que acuden a los servicios de prostitutas buscan cada vez mujeres más jóvenes, cuerpos más infantilizados”.

La mayoría de las menores explotadas sexualmente en España fueron vendidas por sus padres o proxenetas y otras han venido engañadas por ofertas de trabajo. Sus captores les proporciona documentación falsa y las tienen ocultas en pisos privados para que sea más difícil ser detectadas por las fuerzas de seguridad. Al fin y al cabo la Policía puede entrar en un club de alterne y hacer una redada, sin embargo en un piso privado necesita autorización judicial.

Otro de los problemas es que cuando una menor es liberada de la explotación sexual va a parar a un centro de menores, donde no hay personal especializado para ayudar a estas chicas. Según Rocío Nieto, muchas de ellas incluso intentan captar a algunas de sus compañeras del centro de menores para la red de prostitución que ya las explotaba a ellas. La presidenta de Apramp manifiesta que con frecuencia logran que entren dentro de la red. Añadiendo que “las mujeres ingresadas en un centro de menores son muy vulnerables, son presa fácil para la prostitución”.

La solución sería construir centros específicos para menores que hayan sido víctimas de la explotación sexual. Por ello, la Fiscalía pide un acuerdo entre comunidades autónomas para abrir un solo centro específico y que las menores víctimas de abusos sexuales sean llevada allí y puedan optar por un futuro diferente.